Seguidores

"Y es que el universo siempre conspira a favor de los soñadores"

jueves, 9 de abril de 2015

Marchando un par de branquias para la mesa 6

Llueve.

Se me inunda la razón y el piso de abajo no hace más que llamarnos a gritos.
Llueve.
Por tus cristales se escurre la pena y por los míos la culpa.
Llueve, y los perdones que pusimos al sol, ahora, gotean reproches.
Tengo los dedos fríos, las zapatillas mojadas y el alma calada.
Llueve, y los charcos se convierten en fango. Yo sonrío, me calzo mis botas y, de nuevo, me empeño en vivir en uno de ellos.

Llueve.
Y lo hace tanto dentro como fuera de este cuarto.
“No tienes de qué preocuparte, tan sólo son dos ríos desbordados.”
-Un pañuelo mojado.-
Llueve, y un par de humedades levantan tu pintura.

Hoy llueve y mañana volverá a hacerlo sobre mojado.

Sin embargo, esta noche, brindaremos por nosotros y dejaremos las copas en el porche para mañana ahogarnos en ellas; pero ya mañana.
Si tenemos que morir mejor hacerlo por todo lo alto que, en vasos, ya hay demasiados culpables ahogados.



Brinda conmigo, hoy serás tú el héroe.

19 comentarios:

  1. La lluvia cuando cae, lo empapa todo.
    Un placer leerte
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta lo que guardamos dentro de casa.
      Un besito preciosa :)

      Eliminar
  2. Sí que nos hace reflexionar la lluvia. http://elucubrador.blogspot.com.es/2013/09/cuando-la-lluvia-arrecia.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca viene mal reflexionar.. ni los cafés de esas musas tuyas.
      Bonito texto, gracias por compartirlo!

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Quizás demasiados, pero ya llovió por ellos.
      Un saludo ^^

      Eliminar
  4. A veces llueve tan insistentemente durante tanto tiempo que cuando deja de llover, no somos capaces de sentir que ha parado.

    Yo soy más de las que llueven hacia adentro. Como medida de seguridad.

    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues asegúrate de quitarte el tapón no vaya a ser que te ahogues innecesariamente.
      Ya sea para adentro o para afuera siempre existe un sol lo suficientemente grande como para transformar esas gotas en arco iris o, al menos, eso me gusta pensar.

      Gracias por pasarte por aquí! Un abrazo (:

      Eliminar
  5. Me encantó tu blog.
    Me quedo por acá también.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será todo un placer tenerte por aquí!

      Un besito y gracias ^^

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. No sabía que lo hacías, pero me encanta saberlo.

      Muchas gracias por pasarte por aquí y dejar tus palabras! Un abrazo muy fuerte :)

      Eliminar
  7. No importa qué pase mañana, el hoy cuenta por dos. Muy hermoso.
    Gracias por tu comentario, me quedo por aquí.
    Un beso <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tienes toda la razón del mundo.. habrá que disfrutar más del hoy que para mañana quien sabe si habrán inventado nuevos paraguas.

      Gracias a ti, un besito (:

      Eliminar
  8. Ya conoces el dicho, después de la tormenta siempre llega la calma.

    ResponderEliminar
  9. Nunca falta imaginación para encontrar nuevas formas de ahogarnos.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Siempre la lluvia fue una inspiración para mi. Siempre me produjo esa sensación de nostalgia, mezclada con ganas de vivir lo que vendrá. Esa fusión pasado-futuro que solo se experimenta unas pocas veces, o en pocas situaciones.

    Transmitís mucho en tus palabras. Y eso es admirable. Gracias por leerme! un placer hacer lo mismo.

    ResponderEliminar