Seguidores

"Y es que el universo siempre conspira a favor de los soñadores"

jueves, 14 de mayo de 2015

Blanco neutro.

Mis peores pesadillas no están hechas de callejones oscuros ni asesinos en serie.
No huyo de nadie, no hay bestias que me ataquen ni si quiera casas abandonadas en las que refugiarse.

Mi peor pesadilla deja a un lado las bandas sonoras tétricas, las cuchillas de Freddy y la sangre a raudales. Los monstruos sin cabeza y los payasos sin sonrisa.

Mi peor pesadilla nace, crece, se reproduce y muere en el mismo habitáculo de paredes blancas. No me escondo debajo de ninguna mesa porque no hay nada, absolutamente nada a mi alrededor. No grito porque, aunque me desgarrase la voz, el eco del silencio sería lo único que perturbaría mis oídos. No corro porque sé que no hay lugar en el que ponerse a salvo de uno mismo, tampoco me molesto en escaparme y huir de alguien porque ese alguien no existe, en verdad no tengo de quien hacerlo.
Mi peor pesadilla simplemente se resume a mi propio yo encerrado en un universo puramente blanco, suspendido en la idea del silencio, del naufragio más primitivo, de la soledad más punzante.

Él dice que los miedos están para afrontarlos, para mirarlos de frente y superarlos.

Dice que es tontería eso de sobrevivir pensando en el mañana, que me deje de cuentos chinos y me centre en vivir el presente. Que esto ha estado muy bien, pero hay demasiado mundo ahí fuera esperando a ser descubierto y que yo no tengo que tenerle miedo a nada.
Una noche como hoy, también me dijo que el blanco le parecía un color especial. Que era la simple ausencia de colores materiales pero, a su vez, la compleja unión de todos los colores luz.

Lo definía como “curioso”, y yo luchaba por no perderme de nuevo entre sus mil definiciones sobre la vida, el ser y el existir.

Decía que el blanco era nada. Que el blanco lo era todo.
Que no entendía si tenía pánico a la sensación de nada o a sentir que los humanos partimos de la base del todo.
Lo definía como “irracional”, y bueno yo… yo desde que tengo uso de razón juego a llenar de letras cualquier fondo blanco con el fin de que los sueños no tomen forma.                 

Y me  atrapen.  
  



15 comentarios:

  1. El blanco es mi color favorito y los miedos también forman parte de mí.
    Un placer leerte.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer el mío, de tenerte por aquí!
      Un beso bonita :)

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Demasiado blanca, demasiado fría... pero para gustos los colores y nunca mejor dicho x)

      Un abrazo!

      Eliminar
  3. Blanco también puede ser el lienzo sobre el que pintes todo lo que quieres en tu vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede que también me de miedo el hecho de no saber por donde empezar a pintar mi vida.
      Un placer tenerte por aquí!

      Eliminar
  4. Es fácil temer algo concreto, pero los miedos abstractos son mucho más profundos. Ni siquiera tenemos dónde agarrarnos.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es exactamente eso, la ausencia de algo a lo que sujetarnos y mantenernos en pie.
      Un abrazo muy muy fuerte :)

      Eliminar
  5. Debería dejar de llenar fondos blancos de letras, y dejar que esos sueños tomen forma, porque como tu dices son sueños, y los sueños son buenos. Quedese con todos esos sueños que dejarían cortarse el cuello con tal de verla feliz, y nunca nunca se deshaga de ellos, porque realmente esos son los únicos sueños que siempre van a permanecer ahí.

    Un abrazo, GN.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay muchas pesadillas disfrazadas de sueños, al igual que muchos lobos con piel de cordero.
      Aún así, está bien tenerle por aquí.. Un besito!

      Miau.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Precioso no sé, pero lo que sí es genial es que dediques un poquito de tu tiempo en leerme. Muchas gracias bonita! Un beso! :)

      Eliminar
  7. Creó que el miedo no se basa ni toma la forma de un color, sino es que esa pesadilla alardea la idea de la soledad, de un ser varado en el infinito lugar que ocupa su mente, su persona. Sus debilidades y miedos puestos a la vista y sin nadsa donde refugiarse. El instante de soledad y reflexión de que solo nosotros mismos podemos con nuestra vida, con sus sueños y pesadillas.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario.. Creo que no podría haber palabras más acertadas, la verdad.
      Un abrazo muy muy fuerte ^^

      Eliminar
  8. Gracias por pasarte por mi blog :)

    ¡Me encanta el tuyo! Tienes una nueva seguidora.

    De verdad, me has hecho sentir bastante angustia con esta entrada :P

    ResponderEliminar